MANUEL CHRISTOPH HORN

 Arte Contemporáneo, Cultura Visual

Déjà Vu, 2013, Videoinstalación.

 

 

Déjà Vu es un intento de describir el arte como plano. De esta forma trata de analizar aquello pertinente este y aquello que queda fuera. El plano es generado a través de tres puntos, expuestos en forma de ejemplos materializados como pseudo-obra, el exterior queda señalizado a través de un mirador con el mapa conceptual explicativo.

 

Al mismo tiempo la pieza genera dos tipos de lecturas diferentes: una vertical y otra horizontal. La vertical parte de aquello que, como en este texto, solamente queda comprensible a través de la explicación del formado. La horizontal se va generando a lo largo de la exposición en forma de la colaboración del público, que es invitado a rellenar postales y anexionarlas a la pieza. En éstas la gente va dejando constancia de lo que ellos han entendido y/o de lo que les parece oportuno comentar.

Mapa conceptual de la organización de los puntos constituyentes del plano.

 

Los tres puntos del plano arte anteriormente comentados intentan formar un axioma desde el que se pueden explicar gran parte de las operaciones del arte actual. Estos son mistificación, vaciado y anexión. Las imágenes forman un circuito en el orden anterior:

 

Mistificación: Probablemente el mejor ejemplo de esta operación es el expresionismo abstracto. Se fundamenta en la otorgación de valor añadido a través de lo estético en un objeto conceptualmente vacuo. Actualmente el protagonista principal de esta operación ya no es el mundo artístico, sino la publicidad.

Por ello se ha generado un modelado 3D de un campo de futbol con tres porterías. La repetición de todas las líneas encajadas en el triángulo generan una figura que recuerda al ojo de dios.

 

Vaciado: El vaciado se opone a la mistificación, como el arte conceptual se opone al expresionismo abstracto. Trata de destapar el vacío interior más allá del impacto del valor añadido a través de lo estético.

Esta operación queda ejemplificada al tomar un frame del modelado 3D de mistificación y generar un bucle de envíos de cartas monológicas, cuyo fin es generar la desaparición de la imagen de referencia original.

 

Anexión: La anexión actúa como frontera entre el arte y el mundo real. Sabiendo el primero en crisis, sondea el segundo para encontrar temáticas con repercusión y nuevas estructuras lingüísticas.

Aquí queda representada por una mesa de cartón en la que el público dispone de un cajón por cada día que dura la exposición. Allí se le pide al espectador que participe dejando una postal que recicla la última imagen de vaciado, con su statement personal. El espectador queda hecho responsable para rellenar lo vacuo de contenido.

 

Este proyecto ha sido llevado a cabo gracias a la Sala d’Art Jove (Art Jove 2013)