MANUEL CHRISTOPH HORN

 Arte Contemporáneo, Cultura Visual

Art: Caixaforum

 

diciembre, 08, 2013

Caixaforum, Barcelona, 2013.

 

 

Miradas sobre miradas sobre miradas de una colección

 

Art: Barcelona viu l’art contemporani es una expo-fusión de las colecciones del MacBa y de la Fundación de la Caixa. Mientras que la obra es una puesta en común, el comisariado es bipolar. Siguiendo el ejemplo de los esfuerzos conjuntos de los dos macrocomplejos compuestos, también el comentario sobre la(s) exposición(es) vendrá en dos fascículos.

 

La exposición:

 

La hipótesis que sugiere la muestra de la Caixa es que si una colección es buena y miras el arte, la exposición será buena, pero si miras el comisariado, la cosa cambia. La exposición se centra en las poéticas del cuerpo durante la posmodernidad. En ello es gracioso que aquello de Barcelona viu l’art contemporani en La Caixa excluye lo local y el presente. Lo local, porque de Barcelona no hay ni rastro y el presente, porque desde el principio la introducción de la exposición está redactada en clave historicista, más que con un enfoque antropológico. Por ello la exposición deviene una clase vertical sobre el arte reciente. La más que asumida temática: el emerger de nuevas sensibilidades vinculadas a lo posmoderno.

 

¿Y si miramos el arte qué nos pasa?

 

Realmente la exposición es una especie de recopilación de los grandes hitos de los 80 y 90. Es para lo que dan las colecciones. Recientemente La Caixa comienza a plantearse remirar indefinidas veces su propia colección[1]. Parece una buena idea, pero hay un error de cálculo en ello. Mientras que el MacBa, la Fundació Miró, y la Fundació Tàpies cuentan con hasta un 80% de público turista, este no es el caso de la Caixa, en la cual estos no son determinantes para la programación. Así que ¿quién se va a tener que tragarse infinitas reinterpretaciones de los mismos fondos? El mismo público de siempre. Paradójicamente mientras que en la circulación económica la institución fomenta el flujo de capital a altas velocidades y sin límites, la colección con sus bienes materiales queda estanca por sus gestores. Hecho que no se puede entender tampoco por un énfasis en lo local, ya que ya vimos con que poco interés ha sido tocado el tema de Barcelona en Art:. Queda la pregunta de cuántas de las infinitas relecturas hacen falta para caer en un estado comatoso mientras miramos una y otra vez las mismas piezas.

 

Arte Ficción: Un ejemplo

 

Para contrastar con la poca originalidad en la confección de Art:, exposición que parece del manual de primaria en la escuela curatorial, la Caixa también expone Arte Ficción, propuesta ganadora de la convocatoria Comisart. Es una pequeña exposición centrada en generar imaginarios alternativos a partir de la ciencia ficción. En ello bajo los conceptos clave de la ciencia ficción: utopía, distopía, cataclismo, paradoja, génesis y virus, se nos ofrecen recorridos diferentes a través de un mapa conceptual. Estos se aplican eventualmente de forma arbitraria, pero dan acceso al público general a una mirada aliena sobre el arte, reconfortándolos en su papel habitual ante su vertiente contemporánea. El comisario se convierte en cómplice que exhibe la extrañeza de dichas producciones. Para los entendidos la profundidad de lectura se queda un poco corta. Aun así es una propuesta divertida que contrasta de forma agradable con lo que hubo que soportar en la sala anterior. No resuelve la pregunta sobre la cantidad de posibles miradas antes de caer en un aburrimiento profundo, sin embargo la aplaza.

 

[1] SALGADO, Isabel, «Les pràctiques de comissariat en les col∙leccions» [Conferencia], ACCA, El comissariat i la gestió d’exposicions, Cercle Artístic Sant LLuc, Barcelona, 02/12/2013, 18:30-20:30.